Escaras o úlceras de presión

También son conocidas como úlceras de presión, llagas, o ulceras de decúbito. Es una de las mayores complicaciones de una lesión medular. Estas ocurren como resultado de una presión excesiva de los huesos sobre la piel, principalmente en los huesos de las nalgas.

Después de una lesión medular o al presentar la falta de movilidad en el cuerpo específicamente miembros inferiores y un poco de los superiores evitando la movilidad, existen cambios en el tono muscular, en la sensibilidad y cambia el suplemento de sangre a la piel ya los tejidos subcutáneos. Adicionalmente existe una pérdida en la elasticidad natural de los tejidos que se encuentran bajo la piel. Esto ocasiona que el propio peso de los huesos los haga bajar y por ende abrir lesiones serias en la piel de la zona presionada.

Estas úlceras de presión comienzan con el enrojecimiento de la piel o zona de presión lo cual indica que no hay la circulación adecuada en esta zona por la falta de movimiento. Posteriormente las células que están estancadas comienza a ser tejido muerto y así cada capa de la piel se destruye, hasta hacerse profundas heridas e incluso abscesos hacia músculos y huesos.

En el caso de uso de sillas de ruedas principalmente estas son las zonas de riesgo.

Se puede reconocer una escara fácilmente ya que la epidermis o la capa de la piel se abre, creando una lesión superficial. La supuración (cuando existe infección), se puede presentar o no. En el caso de que ésta aparezca se debe de consultar inmediatamente con el médico. Puede ser también que la piel no esté abierta pero sí roja o descolorida. Si el enrojecimiento o el cambio de coloración no desaparecen durante los primeros treinta minutos después de libreada la presión, es posible que estemos frente a un principio de escara.

El tratamiento más común en estos casos consiste en retirar la presión sobre la herida. Mantener una buena higiene, lavar con jabón ligero y agua, enjuagar bien, secar de manera suave, evitando frotar fuerte. Es importante evaluar la dieta de la persona para asegurarse que esté ingiriendo suficientes proteínas, calorías, vitaminas A y C, zinc y hierro.

Todos estos elementos son necesarios para una piel saludable. Se recomienda también revisar el colchón y cojín de la silla, así como asegurar traslados seguros y una buena técnica de movilidad en su propia silla. Es altamente recomendable que las personas con lesión medular se revisen cuidadosamente todo el cuerpo por lo menos una vez al día para asegurarse de que no haya ningún indicio de escara. En caso de que la escara no mejore en pocos días es necesario asistir al médico.

El presentar fiebre durante el día sin posible causa, puede ser una escara, ya que aunque por fuera sea mínimo el enrojecimiento, la escara ya puede estar formándose ya que el proceso es de adentro hacia afuera y si se presenta la fiebre es indicio de infección, dependiendo la gravedad e indicación del especialista tratar con medicamento y  antibiótico y la mayor liberación de presión de la zona.

Otra señal puede ser el incremento en reflejos o espasticidad (cuando las piernas brincan más de lo normal y no es vejiga llena), si se tienen estos síntomas verificar que no haya formación de alguna escara.

También recomendable es cuidar en los traslados o si vamos en el asiento del automóvil u otra actividad por el mínimo tiempo que sea si se presenta alguna úlcera, evitar tener contacto directo con superficies duras, ya que aunque se esté limpiando y tratando, al volverla a lastimar el proceso vuelve a ser nulo, tardará más en sanar y cerrar.

Realiza liberación de puntos de presión con movilizaciones entre 40 minutos y dos horas, si estás en tu silla haz levantamientos y acostado cambios laterales de postura, así como utilizar colchones y  cojines adecuados. No recomendamos las saleas de borrego ya que mantiene una temperatura alta, no protegen la piel y evitan una correcta circulación.

Para prueba de si es un cojín adecuado, presiona con tu dedo índice por la parte de arriba y pulgar por debajo y no deben de tocarse, pero también evita que sean muy densos o duros y queden muy separados, así como la funda del cojín de preferencia elástica, NOTA las fundas impermeables para fugas urinarias no deben ser demasiado duras. Si utilizas pañal también cámbialo frecuentemente ya que si está orinado puede ser un mayor foco de infección.

Lo más importante siempre acudir principalmente con el especialista sobre todo si se debe utilizar medicamento o algún tratamiento para las mismas, evita remedios caseros, ver que en cada persona son diferentes, tanto como es su proceso y sus secuelas, y de no tratarse pueden ser un riesgo irreversible como infecciones muy severas, pérdida de miembros o inclusive la vida misma.

Cuando se presenta alguna escara ya profunda o se ha realizado alguna cirugía recientemente, es recomendable un cojín con aire, solamente en estos casos, disponible en nuestra tienda, pide tu cotización. Ver más…

Cojín antiescaras JAY Fusion fluido aire ROHO

Posterior de sanar y cerrar, volver al fluido, disponible en nuestra tienda, pide tu cotización. Ver más…

Cojín antiescaras JAY Fusion fluido gel

Actualmente para mayor prevención se utiliza y recomienda la tecnología CRYO de JAY, la cual mantiene y disminuye la temperatura, disponible en nuestra tienda, pide tu cotización. Ver más…

Have no product in the cart!
0